El Sagrado Corazón de Jesús

Corazón de Jesús y María

¡Mayor regalo hemos recibido! Nuestro Señor no sabe dar poco y es por eso que no le basta con habernos dejado su cuerpo y sangre, sino que también nos regala su sagrado corazón, fuente de todo consuelo. Es de su corazón de donde brota toda gracia y misericordia, es de ahí de donde recibimos el perdón. Sin un corazón tan ardiente de amor como el de Jesús seria imposible llegar al Padre.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús nace desde los cristianos piadosos, cuando estos adoraban las llagas de Cristo crucificado, también adoraban la llaga de su divino corazón. Aunque no fue hasta 1670 cuando el entonces padre (ahora santo) Juan Eudes, celebró la primera fiesta al Sagrado Corazón de Jesús. Contemporáneamente al incansable trabajo de San Juan Eudes para dar a conocer al Sagrado Corazón, Jesús se le apareció numerosas veces a Santa Margarita de Alacoque. Podríamos preguntarnos ¿Qué tenia de especial Sor Margarita para que Jesús le diera la dicha de verlo? Y la respuesta sería la humildad, característica favorita de Jesús en el hombre, porque el que alcanza esta virtud es capaz de amarlo verdaderamente.

Con este escrito busco centrarnos en 2 importantes cosas, entre tantas, que Jesús le dejó a Margarita:

  1. Lo que Él espera y pide de nosotros
  2. La imagen de su Sagrado Corazón

Citemos a Jesús en uno de los mensajes dados a Margarita “Mira este corazón que tanto ama a los hombres y a cambio no recibe de ellos más que ultrajes y desprecio. Tú, al menos ámame”. ¿Solo yo sentí como se estremecía mi corazón? No lo creo, porque cuando Jesús habla se dirige a todos los hijos de Dios Padre, por mas que se lo haya dicho en su momento a Sor Margarita; y no solo nos habla a todos, sino que también permanece en el tiempo lo que dice. Su palabra siempre es actual, viva y eficaz.

Te invito a releer la cita, ¿has sentido lo que Jesús te está pidiendo? “Tu, al menos ámame” ¡Qué sencillo se lee pero cuanto nos cuesta! Nos cuesta porque amar a Jesús nos exige dejar todo lo que el mundo nos ofrece y poner nuestra mirada solo en Cristo. Desde su paso por el mundo, físicamente hablando, Jesús nos dice que los elegidos no pertenecen al mundo (Jn 15:19), sin embargo aquí vivimos. Pero hoy te digo que podemos vivir físicamente en el mundo y espiritualmente en el cielo, porque donde está nuestro corazón estamos nosotros, y nuestro corazón está con Cristo, y él está en el cielo. Por eso la invitación que te hago hoy es esta: vive con los pies en la tierra y el corazón en el cielo, así estarás amando al máximo a Jesús, que es todo lo que nos pide.

Ahora hablando sobre la imagen de su Sagrado Corazón, lo primero que podemos recalcar, y muy fácilmente, es que este es completamente diferente al corazón del hombre, tanto en los sentimientos puros y buenos, como en su apariencia física. Si te estas preguntando ¿Por qué en la apariencia física? seguro no has visto una imagen del Sagrado Corazón, pues este aparece con fuego, una cruz arriba, coronado de espinas y con una herida sangrante. Cada elemente tiene un significado muy profundo, sin embargo, solo nos enfocaremos en lo que tenemos que entender para comprender mejor el amor de Jesús hacia nosotros.

El fuego simboliza el anhelo de Jesús por ver nuestros corazones ardiendo en su amor, en su presencia, ardiendo en un deseo ferviente de amar y servir por siempre a un Dios Trino y Uno.

La cruz nos recuerda el sacrificio mas grande de amor jamás hecho en favor del hombre, y a su vez nos pide que, así como el cargó con la cruz de todos para salvarnos, seamos nosotros capaces de seguirlo con nuestra cruz a cuesta.

La corona de espina representa cada uno de nuestros pecados, el dolor que estos le causaron y siguen causando a su corazón. También nos muestra su humildad y nos recuerda que seguimos a un Rey cuya corona es de espinas, no de oro, por lo que no podemos esperar un camino sin sufrimiento.

Y por ultimo, la herida sangrante, ¿Qué significado podrá tener? Tal vez el mas importante de todos, el continuo sacrificio de Jesús por nuestros pecados. Jesús se sigue ofreciendo por nosotros una y otra vez, un sacrificio continuo.

¡Cuánto ha soportado Jesús por nosotros! ¿No seremos capaz de amarle para apaciguar su dolor? ¿No seremos capaces de concederle lo único que nos pide? Su Corazón es nuestra guía, nuestro modelo a seguir.

Verónica Ávila Misionera Eudista

4 comentarios en “Significado del Sagrado Corazón”

  1. Agradecemos a la misionera Verónica Ávila por invitarnos a descubrir lo que significa el Sagrado Corazón de Jesús y la importancia de san Juan Eudes en esta celebración

  2. Carmen Elena de Hurtado

    Verónica, gracias por invitarnos a conocer y descubrir un poco más acerca de el Sagrado Corazón de Jesús en manos de nuestro santo San Juan Eudes.

  3. Muy bueno este escrito, lo más importante es la reflexión y conversión que podamos hacer después de leerlo. El Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María que se celebra mañana, son dos hermosos tesoros que debemos adorar. Muchas bendiciones

  4. Gracias, Iraida por compartir este escrito. Es hermoso conocer la historia del Sagrado Corazón y lo que significa cada una de las simbología que lo representa. ‍♀️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.