San Gabriel, el arcángel de la ENCARNACIÓN En la fiesta de los santos arcángeles

San Gabriel arcángel

Hoy celebramos la fiesta de los Santos Arcángeles: San Miguel, San Rafael y san Gabriel Arcángel.

Es bien conocido que San Juan Eudes le tenía especial cariño a San Gabriel, y no ha de extrañarse ya que es el arcángel al que Dios le confió la misión más alta que jamás se haya confiado a criatura alguna: anunciar la encarnación del Hijo de Dios.

Es el mensajero de Dios que le proclama a María santísima el plan divino de la salvación.

«Fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, a una virgen llamada María, y llegando junto a ella, le dijo: ‘Salve María, llena de gracia, el Señor está contigo’. Ella se turbó al oír aquel saludo, pero el ángel le dijo: ‘No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios. Vas a concebir un hijo a quien pondrás por nombre Jesús. Él será Hijo del Altísimo y su Reino no tendrá fin’». (Lucas 1, 26 – 38)

Asimismo le anunció a Zacarías el futuro nacimiento del precursor, San Juan Bautista (Lucas 1, 8 – 19) “Soy Gabriel, el que tiene entrada al consejo de Dios, y he sido enviado para hablar contigo y comunicarte esta buena noticia»

Cuando en Mateo se relata el evento de la encarnación, no presenta en él a ningún ángel, sino sólo la acción directa del Espíritu Santo: “El origen de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo” (Mt. 1, 18).

Sin embargo, a partir de ese momento, en Mateo, el “Ángel del Señor” empieza a actuar inmediatamente a través de una fluida relación onírica con el padre de Jesús, José al que informa sucesivamente de que el niño engendrado en María es obra del Espíritu Santo (Mt. 1, 20); que debe partir para Egipto (Mt. 2, 13) porque Herodes quiere matar al niño; y de que por haber muerto Herodes, puede ya volver a Israel (Mt. 2, 20).

No obstante, siglos antes, en el antiguo testamento, también se le hace presente al profeta Daniel en dos ocasiones; en la primera (Dn 8, 15-18) el arcángel se le manifiesta para explicarle el significado de una misteriosa visión, mientras que en una segunda aparición predice el tiempo en el que iba a llegar el Redentor:

«Todavía estaba yo hablando, haciendo mi oración, confesando mis pecados y los pecados de mi pueblo Israel, y derramando mi súplica ante Yahveh mi Dios, por el santo monte de mi Dios; aún estaba hablando en oración, cuando Gabriel, el personaje que yo había visto en visión al principio, vino volando donde mí a la hora de la oblación de la tarde. Vino y me habló. Dijo: «Daniel, he salido ahora para ilustrar tu inteligencia. Desde el comienzo de tu súplica, una palabra se emitió y yo he venido a revelártela, porque tú eres el hombre de las predilecciones. Comprende la palabra, entiende la visión: Setenta semanas están fijadas sobre tu pueblo y tu ciudad santa para poner fin a la rebeldía, para sellar los pecados, para expiar la culpa, para instaurar justicia eterna, para sellar visión y profecía, para ungir el santo de los santos. «Entiende y comprende: Desde el instante en que salió la orden de volver a construir Jerusalén, hasta un Príncipe Mesías, siete semanas y sesenta y dos semanas, plaza y foso serán reconstruidos, pero en la angustia de los tiempos. Y después de las sesenta y dos semanas un mesías será suprimido, y no habrá para él… y destruirá la ciudad y el santuario el pueblo de un príncipe que vendrá. Su fin será en un cataclismo y, hasta el final, la guerra y los desastres decretados. El concertará con muchos una firme alianza una semana; y en media semana hará cesar el sacrificio y la oblación, y en el ala del Templo estará la abominación de la desolación, hasta que la ruina decretada se derrame sobre el desolador.»» (Daniel 9, 20 – 27)

Anunciación

Su nombre significa Fuerza de Dios y comúnmente se le representa con un lirio en la mano, fue nombrado, en 1951 por el Papa Pío XII como el santo patrono de la radio y de las telecomunicaciones, por lo que es el santo protector de los comunicadores.

Digamos junto a San Juan Eudes esta corta oración:

Dios y Padre nuestro, que por el arcángel Gabriel, anunciaste a María Virgen, la encarnación del Salvador del mundo, concédenos la gracia de concebirlo también nosotros en nuestro corazón e imitarlo con ardoroso afecto.

 

Herimar Narváez

Equipo de Comunicaciones de la provincia de Venezuela

1 comentario en “Fiesta de los santos Arcángeles: San Gabriel el arcángel de la Encarnación”

  1. Agradecemos a Herimar por este hermoso artículo sobre la figura de San Gabriel arcángel en esta fiesta de los Santos Arcángeles. Que Dios la bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.