El miércoles de Ceniza

Miércoles de ceniza

Saludos y bendiciones en Jesús y María a todos.

Empiezo con una idea que se me ocurre, acá se las planteo: No es casualidad que el miércoles represente el TERCER (3) día de la semana y las cenizas sean símbolos de RENACER.

El número 3, es el día en que Jesús El Señor, triunfó sobre la muerte. Las cenizas, también tienen que ver con este “renacer de las cenizas”, “Cremación”, en fin, para mí, es clara la relación entre Miércoles de Ceniza con la muerte y la resurrección.

Ahora bien, dicho esto, pasemos a lo que es el Miércoles de Ceniza. Es el inicio del tiempo de Cuaresma, es su primer día. Este miércoles siempre es después del martes de carnaval, por lo tanto, es una fiesta móvil en el calendario litúrgico de nuestra iglesia católica.

El miércoles de ceniza no es una fiesta de guardar, como decía mi abuela, por lo tanto, no estamos por precepto, obligados a oír misa, pero si es obligatorio el Ayuno y La Abstinencia, como en el Viernes Santo, para todos los católicos mayores de 18 y hasta los 60 años.

La cuaresma, es el periodo de preparación con ayuno y penitencia, que nos predispone a vivir La Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Son los cuarenta (40) días, que van desde el miércoles de ceniza, hasta el Misterio Pascual de la Resurrección. Cuarenta (40) fueron los días que pasó Jesús en el desierto, orando, venciendo las tentaciones y derrotando al mal. El número 40 tiene una importante connotación bíblica

Ahora bien, el miércoles de ceniza, para mí, es una oportunidad. Una oportunidad para Morir a nosotros y resucitar en Cristo Jesús. ¿Como lo hacemos? Orando por nosotros mismos y por los demás, por la paz, por la familia, por la vida. También con abstenernos de hacer mal, del chisme, de la envidia, abstenernos del pecado.

Todos los años, Dios en su infinita misericordia, nos brinda la oportunidad de morir al pecado, a las tentaciones del mundo y a renacer en Jesús y María. No aprovechar esta oportunidad, por no conocerla, es un desperdicio, No aprovechar la oportunidad que Dios nos brinda, para dejar el pecado y el sufrimiento atrás, conociéndola estaría muy mal de parte nuestra.

En lo personal tengo varios años, en absoluto silencio trabajando en mis renuncias y no soy perfecto, desfallezco, caigo, me paro, tomo los sacramentos que me permiten, me levanto, corrijo rumbos.

El morir a sí mismo y renacer en Cristo Jesús, es un proceso, que con la ayuda de una guía espiritual nos permite retomar y/o permanecer en el camino de Jesús.

Pongámonos en oración, y este miércoles de ceniza aprovechemos la invitación y la oportunidad. Emprendamos el camino recto, ayunando y absteniéndonos de todo mal y con la valentía de renunciar a las tentaciones mundanas y/o de corregir cualquier desviación del camino “angosto donde Jesús siempre está”.

Wilmer A. Hidalgo M. miembro del Secretariado de pastoral misionera

4 comentarios en “El miércoles de Ceniza”

  1. Agradecemos al Señor Wilmer por este artículo que nos motiva a vivir este tiempo de Cuaresma con la imposición de la ceniza. Que Dios lo bendiga.

    1. Lupe Esther Brochero

      siiii un resume preciso y decirlo desde nuestra esperiencia nos sigue ayudando a seguir en el camino que el nos sigue llamando gracias

  2. Esta reflexión es muy importante para entender lo que significa la Cuaresma tiempo de oración, arrepentimiento y valorar lo que Jesús hizo por nosotros
    Gracias y muchas bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.